Un gran mensaje del pastor Dante Gebel

No Opino De Otros Ministerios


(Dante Gebel)
De tanto en tanto alguien me pregunta: “¿Qué opinas del Pastor Fulano?” o “¿Sabías que Mengano habla mal de ti?”.
Y mi respuesta siempre es la misma, desde hace treinta años: NO OPINO DE MINISTERIOS AJENOS. NO HABLO DE HOMBRES DE DIOS. NO CRITICO A CONSIERVOS. SEAN COMO SEAN Y HAGAN LO QUE HAGAN.

Me aterra leer como muchos son “boca suelta” y escriben cualquier cosa de los demás. No quiero estar en los zapatos de los que denigran o tocan a los ungidos (aún cuando alegan: “Es que no son ungidos”).
Todos los que hablan mal de los Ministros (sin excepción) viven en pobreza constante, en miseria espiritual, sus propios hijos por lo general están apartados de la fe, tienen serios problemas morales, sus Iglesias se dividen, y viven saliendo de una enfermedad y metiéndose en otra.
Jamás (en treinta años) he visto a los que arrojan veneno en las redes o en un estrado, que les ha ido bien.
Acarrean maldición para ellos y su familia. Se que dicen: “Hay que denunciarlos”, “Vi un video de Youtube” o lo que sea. Pero aunque estén errados, le va siempre peor al que critica. Uno a uno, son avergonzados. Es una ley casi matemática. Observa a los que se dedican a arrojar veneno, y te darás cuenta la vida que llevan.

Esto es para mis buenos y viejos amigos que me conocen desde hace años:
¿Quieres que te vaya bien en todo lo que emprendas?, te diré uno de mis secretos: NO HABLES MAL DE OTROS MINISTROS, NUNCA, BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA.
Aun si pecan, o predican lo que no te guste, aunque a tu criterio te parezcan falsos, o solo te caigan mal.
Si no tienes nada bueno para decir, no digas nada.
Deja de seguirlos o de mirarlos y listo. No te metas con aquellos a los que Dios alguna vez ungió.
Yo se lo que te digo.

En mi caso, no fui llamado a ser juez de nadie. Solo daré cuenta ante Dios por MI vida y mi propio llamado.
Hazme caso por favor. Por eso (entre otras cosas) ¡Dios me bendice tanto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *